Remedios caseros para tos seca

La tos es uno de los problemas de salud más comunes. Cuando hay una obstrucción o irritación en la garganta o las vías aéreas superiores, tu cerebro piensa que hay un elemento extraño presente y le dice a tu cuerpo que tosa para eliminarlo. La tos también puede ser debida a una infección viral, un resfriado, la gripe y por fumar o problemas de salud comunes como el asma, la tuberculosis y el cáncer de pulmón.

Remedios caseros para tos seca

Algunos de los síntomas de la tos son picazón en la garganta, dolor de pecho y congestión. En lugar de utilizar jarabes para la tos de venta sin receta, puedes probar algunos tratamientos naturales para la tos con ingredientes fácilmente disponibles en tu cocina. Aquí están los 10 mejores remedios caseros para la tos.

1. Cúrcuma

La cúrcuma tiene un efecto terapéutico sobre la tos, especialmente sobre la tos seca.

  • Puedes hacer una especie de té de hierbas, añadiendo una cucharadita de cúrcuma en polvo y una cucharadita de semillas de carambola a una taza de agua y hervir hasta que el agua se reduzca a la mitad taza. Agrega un poco de miel y bebe esta solución a base de hierbas de dos a tres veces al día.
  • Otra forma de usar la cúrcuma es asar la raíz de la cúrcuma y molerla hasta conseguir un polvo suave. Se mezcla con agua y miel, y se bebe dos veces al día.
  • También puedes poner una cucharada de miel y una cucharadita de cúrcuma y pimienta negra en media taza de agua. Puedes agregar canela en rama también. Se deja cocer durante dos o tres minutos. Bebe diariamente hasta que la tos desaparezca.

2. Jengibre

El jengibre es uno de los remedios naturales más populares para la tos.

  • Corta el jengibre fresco en rodajas pequeñas y aplástalas ligeramente. Ponlas en una taza de agua y llévala a ebullición. Bebe esta solución a base de hierbas de tres a cuatro veces al día para aliviar tu dolor de garganta, la tos e incluso la congestión.
  • También puedes masticar jengibre crudo y fresco cada vez que lo necesites para reducir los síntomas de la tos.

3. Limón

Los limones se pueden utilizar en una variedad de formas para curar la tos. Los limones tienen propiedades que reducen la inflamación y también te proporcionan una dosis de vitamina C para combatir la infección.

  • Un jarabe para la tos simple puede hacerse mediante la combinación de dos cucharadas de jugo de limón y una cucharada de miel y calentar hasta que esté caliente. Bebe este jarabe varias veces al día hasta que sanes.
  • También puedes hacer tu té favorito y añadirle jengibre, miel y limón y beberlo tantas veces como quieras.
  • Otra forma de utilizar los limones es mezclar jugo de limón con un poco de miel y una pizca de pimienta de cayena y luego beberlo.

4. Ajo

El ajo tiene componentes antibacterianos y antimicrobianos que ayudan a tratar la tos.

  • Hierve dos o tres dientes de ajo en una taza de agua y añade una cucharadita de orégano. Deja que se enfríe a temperatura ambiente, añade un poco de miel y bébete la mezcla. Esto ayudará a tu respiración y aliviar otros síntomas de la tos.
  • Cómete un diente de ajo machacado mezclado con unas gotas de aceite de clavo y un poco de miel para aliviar del dolor de garganta.
  • También puedes utilizar el ajo en todos los platos que cocines.

5. Cebolla

Uno de los remedios caseros más simples para la tos es cortar cebollas. La inhalación de estos vapores fuertes puede ayudarte a detener la tos.

  • También puedes hacer un jarabe para la tos a partir de jugo de cebolla al horno, té de consuelda y miel. Bebe diariamente para obtener alivio de la tos seca.
  • Otra opción es combinar media cucharadita de jugo de cebolla con una cucharadita de miel pura. Traga esta solución, al menos, dos veces al día para aliviar la tos y aliviar la garganta.

6. Leche caliente con miel

La leche caliente con miel puede aliviar una tos seca y reducir el dolor en el pecho que puedes estar experimentando por una tos continua. Para obtener mejores resultados, bebe leche caliente con miel antes de irte a dormir. Para beneficios adicionales de las propiedades analgésicas de la miel, tómate una cucharadita de miel con el estómago vacío. Esto ayudará a eliminar el moco y calmar a tu garganta.

Remedios caseros para quitar la tos

7. Cayena

La cayena ayuda a reducir el dolor en el pecho debido a la tos continua. También es capaz de subir la temperatura de tu cuerpo y estimularte.

  • Haz un jarabe para la tos mediante la mezcla de un cuarto de cucharadita de pimienta de cayena, un cuarto de cucharadita de jengibre en polvo, una cucharada de miel, una cucharada de vinagre de sidra de manzana y dos cucharadas de agua.
  • Bebe el jarabe de dos a tres veces al día.

8. Jugo de zanahoria

Las zanahorias tienen muchas vitaminas y nutrientes que pueden ayudar a aliviar diversos síntomas de la tos.

  • Haz zumo fresco de cuatro a cinco zanahorias y añade un poco de agua para diluirlo. Por gusto y beneficios adicionales, puedes añadir una cucharadita de miel.
  • Bebe el jugo de tres a cuatro veces al día hasta que los síntomas mejoren.

9. Uvas

Las uvas tienen propiedades que actúan como un expectorante, liberan la mucosidad de las partes afectadas de tu sistema respiratorio. Cuanto más rápido te deshaces de la mucosidad, más rápido se irá tu tos. Puedes simplemente comer uvas o hacer un poco de zumo de uva fresca. El zumo de uva con una cucharada de miel será relajante, así como efectivo.

10. Almendras

Las almendras tienen propiedades nutricionales que desempeñan un papel activo en la curación de los síntomas de la tos.

  • Remojar cinco o seis almendras en agua durante 8 o 10 horas.
  • Haz una pasta suave de las almendras remojadas y agrega una cucharadita de mantequilla.
  • Cómete esta pasta de tres a cuatro veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

Estos remedios caseros pueden dar alivio a los diversos síntomas de la tos sin los efectos secundarios que vienen con las pastillas y los jarabes para la tos. Pero si tienes tos continua durante más de dos semanas, consulta a tu médico.