Remedios caseros para saber si estoy embarazada

Las pruebas de embarazo caseras son de hecho casi gratis, ya que se utilizan productos que puedes encontrar en la naturaleza o en casa. Al realizar las pruebas, lo que se busca es detectar un compuesto llamado gonadotropina coriónica humana (HCG). Todas las sustancias que se utilizan en la detección de embarazo tratan de identificar este compuesto.

Remedios caseros para saber si estoy embarazada

En tiempos antiguos, habían métodos y formas empleadas para saber si una mujer estaba o no embarazada. Atrás han quedado los tiempos en que no había médicos ni pruebas de embarazo. Con el paso de los tiempos, los médicos eran los que tenían el manto para ayudar a las mujeres a saber si estaban embarazada o no. Muchas mujeres se enfrentaban a la maravilla de si en realidad tenían que ir al médico o simplemente utilizar las formas tradicionales de las pruebas de embarazo. La innovación ha permitido que hayan pruebas y kits de embarazo que pueden comprarse sin receta médica. Esto le permite saber a una mujer si está embarazada o no, aunque no quiera ir al médico.

Hay muchas mujeres que no saben si están embarazadas y que no se sienten cómodas yendo a los médicos, o bien porque son tímidas o porque los honorarios son muy elevados. También hay mujeres que les da vergüenza ir a una farmacia y comprar un kit de embarazo por el qué dirán u otras razones. Por suerte para todas ellas, aún seguimos teniendo los métodos antiguos.

A continuación te mostramos los métodos utilizados para la prueba de embarazo casera. Ten en cuenta que la gente en aquella época tenía diferentes grados de éxito con estos métodos.

  • Una de las maneras más populares para probar si una mujer está embarazada o no es el método de diente de león. Este método requiere que cortes las hojas de diente de león y las coloques en un recipiente de plástico. Es importante que al colocar las hojas en el envase o en el transporte al contenedor, no las expongas a la luz solar directa. A continuación, debes orinar en el recipiente y asegurarte que todas las hojas están completamente empapadas. Después debes revisarlas cada 10 minutos, para comprobar si las hojas tienen ampollas rojizas. Si las hojas se tornan de color rojizo, estás embarazada.
  • La prueba de embarazo con lejía es el segundo método más utilizado para determinar el embarazo. Aunque la lejía se ha utilizado durante muchos años como un producto blanqueador para la ropa, realmente puede ser utilizarlo como una sustancia para la prueba de embarazo casera. Todo lo que debes hacer es poner la lejía en un recipiente junto con la orina. Después de mezclar las dos sustancia si hay un poco de espuma o alguna sustancia espumosa, entonces esto significa que estás embarazada. Es muy importante que la mezcla del blanqueador con la orina se haga a la intemperie. Si se inhalan los vapores, esto puede causar daños en el embarazo o incluso en tu salud.
  • La prueba de embarazo de sol de pino es el otro método de ensayo que ha estado en uso durante muchos años. Desde los tiempos antiguos, las mujeres han estado usando el sol de pino para comprobar si estaban embarazadas o no. El Sol de Pino se hace con agujas, ramas, conos y otras partes del árbol de pino. La mezcla es un fuerte agente anti-bacteriano. Una vez hecho el sol de pino, deberás mezclarlo con la orina en un recipiente no poroso y esperar los resultados. Si no hay ningún cambio de color en el color natural del sol de pino, entonces estás embarazada.
  • La pasta de dientes es la otra prueba de embarazo casera que las mujeres utilizaban popularmente. Teniendo en cuenta que todo el mundo tiene pasta de dientes en casa, este es uno de los métodos más sencillos de las pruebas de embarazo. Todo lo que tendrás que hacer es poner la pasta de dientes en un recipiente y luego poner la orina sobre ella. Si el color se vuelve azulado, entonces hay una muy alta probabilidad de que estés embarazada.
  • La prueba de embarazo casera con vinagre es un método muy fácil, ya que tan sólo debes tener en casa o comprar una botella de vinagre blanco. Poniendo tu orina en un vaso pequeño de vinagre, serás capaz de predecir el embarazo. El color de la orina, así como la mezcla de vinagre cambiarán si estás realmente embarazada.
Remedios naturales para saber si estás embarazada

Haciendo un repaso a la historia, encontramos que las mujeres egipcias ponían a prueba su orina poniendo unas semillas en ella. En el caso de que las semillas crecieran, se creía que la mujer estaba embarazada. Las mujeres medievales comprobaban el color de la orina para la prueba de embarazo. Una orina clara, de color limón se creía que indicaba que un bebé estaba en camino. En el siglo 19, las mujeres dependían de los síntomas típicos del embarazo para determinar si estaban o no embarazada. Todavía hacemos uso de estos síntomas, incluyendo dolor en los senos, en los períodos menstruales, náuseas y también otros dolores, con el fin de detectar el embarazo en la actualidad.

En el siglo 20, la hormona del embarazo fue reconocida y las pruebas llegaron a ser mucho más precisa. Las pruebas modernas de embarazo que te realiza un médico o que compras en la farmacia, en realidad son muy precisas.

Las pruebas de embarazo caseras de la farmacia pueden costar más o menos unos 10 €. Es importante seguir todas las recomendaciones indicadas en el paquete de la prueba casera de embarazo en el caso de hacerte una prueba casera. Los resultados finales podrán ser positivos, lo que significa que estás embarazada, o negativos, lo que significa que no estás embarazada.

En el médico, te pueden hacer una prueba de sangre. Ésta se lleva a cabo con un análisis de sangre, aunque son menos habituales que las prueba de orina.

Las modernas pruebas de embarazo caseras son muy precisas. Si se utilizan después de una ausencia de la menstruación, la mayoría de las pruebas funcionan 99 de cada 100 veces. Ellas podrían ser mucho menos eficaces si se realizan antes de tiempo, si no se utilizan correctamente o si están caducadas.