Remedios caseros para riñones

Unos riñones saludables es tan importante como la salud del corazón. Los riñones filtran los desechos y el exceso de agua y eliminan las toxinas dañinas del cuerpo en forma de orina. Además, los riñones ayudan a mantener el equilibrio de electrolitos y otros líquidos en tu cuerpo.

Remedios caseros para riñones

Los problemas renales pueden causar dificultad para orinar, hinchazón alrededor de los ojos, en los pies y las manos. Una persona que tiene problemas de riñón también está en mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

Comer los alimentos adecuados puede ayudarte a mantener una función correcta de tus riñones. Ciertos alimentos ricos en antioxidantes como los flavonoides, licopenos, beta-carotenos y vitamina C promueven la salud de los riñones.

Los antioxidantes pueden ayudar a detener la velocidad de oxidación causada por los radicales libres, que es una de las principales causas de los problemas en los riñones. Aquí están los 10 mejores súper alimentos para tener unos riñones sanos.

1. Col

La col mejora el funcionamiento del riñón y es más comúnmente utilizada como una medicina natural para reparar y nutrir los riñones. Es un alimento esencial para cualquier persona que sufre de problemas renales.

La col se embala con fitoquímicos que ayudan a disolver los radicales libres antes de que puedan hacer daño. Además, es rica en vitaminas B6, C y K, junto con la fibra y el ácido fólico. Es baja en potasio, por lo que es una gran adición a una dieta de diálisis. Puedes disfrutar de esta verdura al vapor o hervida.

2. Bayas

Al ser una excelente fuente de manganeso, vitamina C, fibra y ácido fólico, los diferentes tipos de bayas, como las fresas, los arándanos, las frambuesas y las moras son buenas para los riñones. Las propiedades antioxidantes, así como las propiedades anti-inflamatorias en estas bayas ayudan a reducir la inflamación y mejorar el funcionamiento de la vejiga.

Puedes elegir bayas frescas, congeladas o secas y las puedes comer crudas o añadirlas a tus cereales favoritos o tomarlas en un batido para promover la salud renal.

3. Pescado

El pescado contiene ácidos grasos omega-3 que reducen la inflamación en el cuerpo y por lo tanto protegen los riñones de diversas enfermedades. Además, el pescado es una buena fuente de proteína de alta calidad.

De acuerdo con un estudio de 2008 publicado en el American Journal of Kidney Diseases, el consumo de pescado ayuda a reducir los niveles de proteína en la orina en las personas que sufren de diabetes.

Los tipos de pescado que son mejores para los riñones son el salmón, la trucha arco iris, la caballa, el arenque y el atún. La Asociación Americana de Diabetes y la Asociación Americana del Corazón recomiendan que tomes dos o tres porciones de pescado a la semana. Debes comerlo al vapor, al horno o asado en lugar de frito para reducir los problemas en los riñones.

4. Claras de huevo

Las claras de huevo son recomendables para las personas con enfermedad renal debido a su bajo contenido de fósforo y proteínas de alta calidad. Las proteínas de alta calidad contienen un aminoácido esencial, que es necesario para que los riñones funcionen correctamente.

Al mismo tiempo, proteína de alta calidad cuando se metaboliza en el cuerpo produce menos producto de desecho. Puedes usar claras de huevo para hacer tortillas o sándwiches o comer huevos duros sin yema.

Las personas con problemas renales deben evitar el consumo de yemas de huevo. La ingesta elevada de proteínas, no se recomienda ya que puede causar una carga adicional en los riñones.

5. Aceite de Oliva

El aceite de oliva es bueno para el corazón, así como para tus riñones. Este aceite es una gran fuente de ácido oleico, ácidos grasos antiinflamatorios que reducen la oxidación y promueven la salud de los riñones. Además, es rico en polifenoles y compuestos antioxidantes que previenen la inflamación y la oxidación.

El aceite de oliva virgen y el aceite virgen extra contienen cantidades más altas de antioxidantes que el aceite de oliva regular, a fin de utilizar uno de esos para obtener los mayores beneficios para la salud. Puedes utilizar el aceite de oliva para hacer el aderezo para ensaladas y en tu cocina diaria. También es bueno para mojar pan o marinar pescado o verduras.

Remedios naturales para limpiar los riñones

6. Ajo

El ajo tiene propiedades antioxidantes y anticoagulantes que pueden reducir de manera efectiva las posibilidades de enfermedades del riñón, así como enfermedades del corazón.

Comer uno o dos dientes de ajo crudos al día con el estómago vacío puede reducir en gran medida los niveles de colesterol malo y la inflamación en el cuerpo.

También protege a los riñones de los efectos potencialmente nocivos de los metales pesados. Puedes utilizar el ajo fresco, embotellado, picado o en polvo en tus platos para añadir aroma y sabor, así como beneficios para la salud.

7. Cebollas

Las cebollas están llenas de poderosos antioxidantes que ayudan a desintoxicar y limpiar los riñones, lo que ayuda a prevenir muchos tipos de problemas de salud relacionados con el riñón. Las cebollas también contienen cromo, un mineral que ayuda a metabolizar las grasas, las proteínas y los hidratos de carbono.

También tienen propiedades anti-inflamatorias. Las cebollas se pueden disfrutar tanto cruda como cocida en una gran variedad de platos. Comer cebolla cruda puede ayudar a tratar los cálculos renales de forma natural.

8. Pimientos rojos

Los pimientos rojos ayudan a descomponer los desechos tóxicos en la sangre, y por lo tanto contribuyen a la salud de los riñones. Son bajos en potasio y ricos en vitaminas A, ácido fólico B6 y C y fibra.

Cuando se sufre de problemas renales, a menudo se recomienda mantener la ingesta de potasio bajo, porque los riñones dañados no pueden ser capaces de filtrar eficazmente el potasio de la sangre.

Este sabroso vegetal también contiene licopeno, un antioxidante que protege contra ciertos tipos de cánceres. Puedes incluir pimientos rojos en tu dieta en forma cruda, cocida al horno, asados, cocidos o rellenos.

9. Coliflor

Esta verdura crucífera es rica en vitamina C y contiene una buena cantidad de ácido fólico y fibra. También tiene compuestos como indoles, glucosinolatos y tiocianatos que ayudan al hígado a neutralizar sustancias tóxicas que de otro modo pueden dañar las membranas celulares y el ADN.

Cuando se consume de forma regular, la coliflor puede reducir la inflamación y los niveles de colesterol debido a sus propiedades antioxidantes y anticoagulantes.

La coliflor se puede comer cruda con salsa o en ensaladas. También puedes hacerla al vapor, hervida, frita, asada o al horna. Sin embargo, al ser rica en purinas que conducen a la acumulación de ácido úrico, la coliflor no puede ser un alimento habitual para las personas que sufren de gota y cálculos renales.

10. Manzanas

Las manzanas son buenas para la desintoxicación y la limpieza de los riñones, ya que son altas en fibra y propiedades anti-inflamatorias. Además, las manzanas ayudan a prevenir las infecciones del tracto urinario y por lo tanto pueden ayudar a reducir el riesgo de cálculos renales.

Al mismo tiempo, las manzanas son excelentes para reducir el colesterol, proteger contra los problemas del corazón, disminuir el riesgo de cáncer y ayudar a prevenir el estreñimiento.

Comer una manzana cada día puede mantener tus riñones funcionando correctamente. Puedes disfrutar de esta crujiente y jugosa fruta cruda, horneada en postres o como puré de manzana o zumo.

De acuerdo con una investigación publicada en la Revista de la Sociedad Americana de Nefrología, una dieta saludable que consiste en frutas, verduras, frutos secos, productos lácteos bajos en grasa y granos integrales y bajos en sal, carne roja, carne procesada y bebidas azucaradas puede ayudar a prevenir cálculos renales.

Si estás preocupado por la salud de tus riñones, no te olvides de incluir estos súper alimentos en tu dieta para promover la salud de los riñones.

Cuando se sufre de algún problema de riñón, sin embargo, asegúrate de consultar a tu médico o nutricionista para determinar tu dieta adecuada sobre tu salud en general y la función renal.