Remedios caseros para retención de líquidos

¿Te encuentras a menudo quejándote, "me siento muy hinchada" o "Mis pies están tan hinchados que no puedo ni ponerme los zapatos"? Probablemente tienes una condición conocida como edema en términos médicos o más comúnmente llamada retención de líquidos.

Remedios caseros para retención de líquidos

Esto se refiere a la acumulación excesiva de líquido en los tejidos del cuerpo. Se da frecuentemente en los pies y las piernas, pero puede afectar a otras partes del cuerpo también.

Puede ser causada por factores como la ingesta elevada de sodio, mala circulación, falta de ejercicio, deficiencias vitamínicas, insuficiencia venosa (un problema con el flujo de sangre de las venas de las piernas de regreso al corazón), el estrés, el embarazo, la menstruación, el calor, exposición a altas altitudes, alergias, presión arterial alta, problemas del corazón, problemas renales, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad hepática, trastornos de la tiroides, ciertos medicamentos y anticonceptivos orales.

La retención de agua generalmente causa inflamación e hinchazón en las partes del cuerpo afectadas. También puede causar rigidez en las articulaciones, cambios de peso, sensación de hinchazón y aumento de la presión arterial y el pulso.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para la retención de líquidos:

1. Diente de león

Un estudio de 2009 publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine mostró que el diente de león tiene un efecto diurético. Esto hace que el diente de león sea una gran solución para eliminar el exceso de agua de tu cuerpo.

También está cargado con potasio, que ayuda a reducir los niveles de sodio en el cuerpo. Por otra parte, que es rico en magnesio, que es bueno para aliviar la hinchazón premenstrual.

  • Echa una cucharadita de hierbas de diente de león secas en una taza de agua caliente durante unos 10 minutos. Cuela la infusión y bébetela hasta tres veces al día.
  • También puedes tomar tintura de diente de león o suplementos (500 mg de una a tres veces al día).

Antes de comenzar cualquier remedio de hierbas como el té de diente de león, asegúrate de consultarlo con tu médico ya que puede interferir con ciertos medicamentos.

2. Perejil

Al igual que el diente de león, el perejil también tiene excelentes propiedades diuréticas.

  • Prepárate un té de perejil poniendo dos cucharadas de hojas de perejil seco en una taza de agua hirviendo. Deja reposar durante 10 minutos. Bebe la infusión hasta tres veces al día.
  • También puedes beber una mezcla de jugo de perejil fresco y jugo de limón.

3. La sal de Epsom

Un baño de sal de Epsom puede ayudar a deshacerte de la retención de agua y un vientre hinchado a través de ósmosis inversa. Ya que extrae el exceso de líquidos y toxinas de tu cuerpo. El baño relajante también alivia los músculos doloridos y calma los nervios.

  • Mezcla dos tazas de sal de Epsom en el agua del baño caliente.
  • Sumérgete en ella durante unos 15 minutos.
  • Repite hasta tres veces a la semana.

4. Jugo de limón

El jugo de limón ayuda a eliminar el exceso de líquido y las toxinas de tu cuerpo.

  • Mezcla dos cucharadas de jugo de limón en una taza de agua tibia. También puedes endulzarla con miel.
  • Bebe la solución.
  • Sigue tomando este medicamento una vez al día durante unos cuantos días o hasta que veas una mejora.

5. Semillas de Hinojo

Los estudios han demostrado que el hinojo actúa como un diurético y ayuda a aumentar la producción de sodio y agua en los riñones. También evita la acumulación de toxinas en el cuerpo, ayuda a la digestión y alivia los gases.

  • Pon una cucharadita de semillas de hinojo en una taza de agua caliente.
  • Tapa y deja reposar durante 10 minutos, luego cuela la infusión.
  • Bebe esta infusión tres veces al día hasta que veas una mejora.
Remedios naturales para eliminar retención de líquidos

6. Ortiga

Al ser un diurético natural, la ortiga funciona bien para prevenir y reducir la retención de agua.

  • Hierve una taza de agua mezclada con una cucharadita de raíz de ortiga en polvo.
  • Deja reposar durante unos 10 minutos.
  • Bebe esta infusión tres veces al día hasta que veas una mejora.

7. Zumo de arándanos

El zumo de arándanos es otro remedio casero popular para curar la retención de líquidos debido a sus propiedades diuréticas. También es rico en minerales como el magnesio, potasio y calcio que ayudan a mantener el equilibrio adecuado de líquidos. Así que, deberás beber una taza de zumo de arándanos sin azúcar al día para aliviar la retención. También puedes tomar píldoras de arándanos.

8. Aromaterapia

La aromaterapia puede ser útil en la reducción de la retención de agua. Estimula el sistema linfático y estimula el drenaje de líquidos.

  • Pon 20 gotas de cada uno de los siguientes aceites esenciales en un baño caliente: Geranio, ciprés y enebro.
  • Sumérgete en la bañera durante al menos 10 minutos.
  • Haz esto tres veces a la semana.

9. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana alivia la retención de líquidos por la reposición de potasio en el cuerpo para ayudar a reducir los niveles de sodio.

  • Añade una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua. Bebe la mezcla dos veces al día. Puedes aumentar la dosis de vinagre de manzana hasta dos cucharadas por vaso.
  • Si tienes retención de líquidos en las piernas, puede venirte bien remojar tus pies en un baño caliente durante unos 10 minutos. Para ello debes poner la misma cantidad de sidra de manzana que de agua caliente. Esto también reducirá el olor de pies.

10. Cebolla

Las cebollas tienen propiedades diuréticas y beneficia a nuestro organismo limpiando la sangre. También evitará la formación de cálculos renales.

  • Hierve unos cebollas crudas en cuatro tazas de agua.
  • Añade sal al gusto y luego cuela la solución.
  • Bebe dos o tres tazas al día durante unos días.

Además de estos recursos, puedes tratar de comer alimentos más diuréticos como la col, pepinos, berros, apio, plátanos, piña y sandía.

Es muy importante beber mucha agua durante todo el día (el cuerpo comienza a retener agua cuando está deshidratado), limitar el consumo de sal, beber menos alcohol y hacer ejercicio regularmente.