Remedios caseros para recuperar la voz

Una afonía o laringitis, es causada por la inflamación o irritación de la laringe. A medida que las cuerdas vocales se inflaman, se hinchan, causando ronquera, dando lugar a los síntomas de pérdida de la voz. Las causas de una afonía son las infecciones virales y bacterianas, como bronquitis, gripe, resfriado, neumonía y productos químicos e irritantes. Remedios caseros para recuperar la voz

Tan pronto como sientas que tu voz se va debilitando, deja de hablar, no grites y no cantes. Ni siquiera intentes susurrar. Dale a tus cuerdas vocales al menos 24 horas de descanso para que puedan recuperarse.

Ya sea que tu laringitis resulta de una infección o de un exceso de uso, este síntoma es la señal de tu cuerpo debe descansar la voz por completo. Cuando fuerzas sonidos o incluso cuando toses, las cuerdas vocales se inflaman aún más. La tos provoca que los pliegues vocales rocen entre ellos con un mayor nivel de fuerza de la que por lo general se produce durante el habla.

A continuación te vamos a exponer una serie de tratamientos caseros para que puedas recuperar tu voz lo antes posible:

Té caliente

Una taza de té caliente te puede ayudar a aliviar la garganta irritada. Puedes aderezar tus tés con miel en vez de con azúcar para que pueden proporcionarte mayores beneficios.

Bebe mucha agua

Necesitas beber mucha agua para mantener tus cuerdas vocales húmedas y tu cuerpo hidratado en todo momento, mientras que tu voz se encuentra temporalmente de vacaciones. Trata de beber por lo menos de 8 a 10 vasos de agua al día, mientras que tu voz está fuera de servicio.

Adiós al alcohol y la cafeína

Aunque las bebidas calientes pueden ser calmantes, como por ejemplo el té, debes asegurarte que no tomas nada que contenga cafeína o alcohol. Estas sustancias causan deshidratación y harán que tu condición empeore.

Pastillas de hierbas

Las pastillas de hierbas pueden ayudar a humedecer y suavizar las cuerdas vocales. Las pastillas para la garganta a base de plantas que no la adormecen son buenas cuando estamos de reposo de la voz. Las pastillas tipo Ricola te ayudarán a mantener tus cuerdas vocales húmedas mientras le das a tu voz el descanso necesario.

Hay pastillas que contienen agentes que entumecen. Las pastillas de mentol por ejemplo, pueden entumecer tu garganta, de ese modo podría hacerte pensar que te estás recuperando rápidamente y de hecho, la acción de entumecimiento alivia temporalmente el dolor pero aún no deberías comenzar a hablar.

Haz gárgaras de agua salada

Este recurso, si bien no tiene buen sabor, ayudará a que tu garganta irritada sane. Disuelve sal de mesa en el agua tibia, luego haz gárgaras con la solución resultante. Esto te ayudará a matar cualquier virus y disminuir la severidad de tus síntomas.

También puedes utilizar un enjuague bucal libre de alcohol para hacer gárgaras. Cuando haces gárgaras con el enjuague bucal, estás matando a los gérmenes de la gripe que se han asentado en la parte posterior de la garganta.

Por lo tanto, si quieres recuperar tu voz lo antes posible, deberás:

  • No tomar cafeína ni alcohol.
  • Mantener tu garganta húmeda.
  • No hablar.
  • No susurrar.
  • No toser para aclarar la garganta.
  • No fumar y evitar el humo del tabaco.
  • Utilizar un humidificador para humedecer el aire de la habitación.
  • Evitar ambientes con polvo que pueden provocarte más irritación.
  • Hacer gárgaras con agua salada, enjuague bucal, agua con limón o con vinagre.
  • Beber de 8 a 10 vasos de agua al día para mantener nuestro cuerpo hidratado.
  • Tomar bebidas calientes. Puedes probar el té de jengibre.