Remedios caseros para puntas abiertas

Las puntas abiertas en el cabello se pueden tratar en casa, sin duda; aunque pueda tomar un poco de tiempo, los resultados son bastante satisfactorios. No queremos decir con esto que debas olvidarte de tus otras rutinas de cuidado del cabello, ya que estos remedios caseros están destinados a las puntas abiertas. Ten en cuenta, que todos estos recursos deben ir acompañados del cuidado adecuado del cabello para obtener unos buenos resultados.

Remedios caseros para puntas abiertas

Así que vamos a empezar:

Papaya

La papaya realmente puede conseguir que tu pelo vuelva a la vida. Todo lo que necesitas es comprar una papaya medio madura (el tamaño de la papaya dependerá por supuesto, de la longitud de tu pelo). Mezcla la pulpa y añade media taza de yogur a la misma. Mezcla los dos elementos y aplica una capa de crema sobre el cabello. Asegúrate de separar el pelo bien, para aplicar toda la pasta uniformemente. Deja actuar durante media hora y lávate el pelo de forma normal.

Aceite de ricino

Mezcla aceite de ricino, aceite de oliva y aceite de mostaza en proporciones iguales. Masajea esta fusión de los aceites en el cabello. Envuelve tu cabello con una toalla y deja actuar durante unos 30 minutos. Después, lávate el pelo de forma normal.

Leche y nata

Éste es un remedio de las abuelas que se ha demostrado su eficacia para las puntas abiertas. Todo lo que necesitas hacer es coger media taza de leche y mezclarla en una cucharada de nata. Mezcla y batir a fondo, ahora aplica esta mezcla desde el cuero cabelludo hasta las puntas de tu cabello uniformemente. Deja actuar durante unos 15 minutos y lava de forma normal.

Miel

La miel nutre básicamente las puntas abiertas. Coge media taza de requesón y mézclalo con una cucharada de miel. Bate bien los elementos y aplica la mezcla a las puntas del cabello. Deja actuar durante unos 20 minutos y después lávate el pelo como de costumbre.

Cerveza

La cerveza no es sólo una bebida para animar las fiestas y celebraciones, sino que le puede dar a tu cabello un maravilloso brillo. Es uno de los acondicionadores más eficaces, todo lo que tienes que hacer es coger un poco de cerveza en tus manos y masajearla en el cabello. Asegúrate de que la cerveza se ha infiltrado en los folículos pilosos. Una vez hecho esto, lávate la cabeza y enjuágatela bien para que no te quede olor a cerveza en la misma.

Dal o lentejas negras

Necesitarás media taza de dal o lentejas negras para esto, adenás deberás mezclarlas con una cuchara llena de semillas de alholva y molerlas hasta que te quede un fino polvo. Una vez consigas esta textura, agrega una media taza de requesón en ella y mézclalo todo bien. Aplica la pasta sobre el cabello y déjala actuar durante unas dos horas. Después lávatelo con un champú suave para conseguir mejores resultados.

Huevo

Separa una yema de huevo y bátela con una cucharada de aceite de almendras y aplica la mezcla sobre el cabello y masajea el cuero cabelludo. Déjalo actuar durante una hora y después lávalo de forma normal.

Bate una yema de huevo con una cucharada de agua y aplica la mezcla sobre el cabello húmedo. Date un masaje en el cabello y lávalo como siempre.

También puedes batir 2 huevos con un plátano y zumo de naranja y formar una pasta. Con la ayuda del peine aplica esta mezcla en las puntas del cabello y después envuélvetelo con un gorro de ducha o una toalla y deja actuar la solución durante 30 minutos. Lávate la cabeza como siempre. Puedes utilizar este método dos veces a la semana.

Aceite de oliva

Nuestro aceite de oliva amado nunca nos falla, nunca jamás. Para el tratamiento de las puntas abiertas, debes masajear tu cabello con aceite de oliva caliente pero que no queme. Esto actúa como un acondicionador profundo. Todo lo que necesitas hacer es, calentar el aceite de oliva en el horno y luego aplicarlo sobre el cabello. Una vez hecho esto, ponte un gorro de ducha y espera durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, lávatelo como lo haces normalmente.

Mascarilla casera para puntas abiertas

Aceite de Jojoba

Mezcla unas gotas de aceite de jojoba con tu champú habitual y acondicionador para conseguir una hidratación y suavidad extra. Puedes incluso darte masajes con él antes o después de la ducha.

Aguacate

El aguacate hidrata el cabello. Compra un aguacate y tritúralo. Humedece tu cabello y aplica el puré de aguacate sobre el cabello, concentrando más cantidad sobre las puntas abiertas. También puede agregar una cucharada de aceite de oliva en él para un efecto más hidratante. Deja actuar durante 15 a 30 minutos y lávatelo.

Haz una pasta con plátano y aguacate junto con una cucharada de aceite de oliva y aplica la pasta sobre el cabello. Esto sirve como un acondicionador impresionante.

Mayonesa

¡Yumm! La mayonesa es una alternativa al aguacate, si no puedes encontrar un aguacate, basta con aplicar mayonesa en el pelo y concentrarte en las puntas abiertas. Esto se puede hacer dos veces a la semana.

Cápsulas de vitamina E

Rompe una cápsula de vitamina E y exprime el aceite. Mezcla el líquido con agua tibia y masajéalo en el cabello. Deja actuar durante unos 20 minutos.

Aceites

Hazte masajes regularmente con aceite de coco, aceite de nuez o aceite de almendras después del champú. Puedes dejarte estos aceites en tu cabello durante la noche. Si quieres un acondicionado extra para el cabello, ponte un gorro de ducha. Una mezcla de aceite de oliva, aceite de almendras y aceite de mostaza es ideal para hidratar el cabello.

La fusión del aceite de coco y el aceite de almendras, puede curar las puntas abiertas.