Remedios caseros para no roncar

El ronquido es un problema muy común, que afecta a millones de hombres y mujeres. Este molesto sonido puede interrumpir tu sueño, así como el de tu pareja.

Remedios caseros para no roncar

El ronquido se produce cuando relajas las estructuras en la garganta, como consecuencia éstas vibran y empiezan a hacer ruido. A menudo se considera un trastorno del sueño y los ronquidos fuertes pueden tener consecuencias médicas y sociales graves.

Por lo tanto, si tienes el hábito de roncar, es necesario tomar las medidas necesarias para combatir el problema. Recuerda que todo el mundo necesita su descanso y con los ronquidos todas las noches simplemente no puedes tener un sueño reparador, tranquilo y pacífico.

Hay numerosos productos disponibles para el tratamiento de los ronquidos, pero la mayoría de ellos no han demostrado ser eficaces. No existe una cura milagrosa para los ronquidos, pero algunos cambios de estilo de vida y remedios caseros fáciles pueden ser de gran ayuda en el control de éstos. Aquí están los 10 mejores remedios caseros para los ronquidos.

1. Menta

Las propiedades anti-inflamatorias en la menta ayudan a reducir la inflamación de las membranas de la mucosa de la garganta y la nariz, promoviendo así la respiración fácil y suave. La menta funciona bien para los ronquidos temporales debido a una alergia, un resfriado o sequedad en la garganta.

  • Añade una o dos gotas de aceite de menta en un vaso de agua. Haz gárgaras con ella antes de ir a la cama. Asegúrate de no tragar esta solución. Haz esto diariamente hasta obtengas el resultado deseado.
  • Si el aire seco y la congestión te están causando el ronquido, añade unas gotas de aceite de menta (también se puede usar aceite de eucalipto) a un humidificador unos 30 minutos antes de irte a la cama y vuelve a encenderlo cuando lo necesites. Deja el humidificador encendido durante la noche. Esto ayudará a abrir las vías respiratorias para que no ronques.
  • También puedes frotar un poco de aceite de menta en las partes más bajas de cada lado de la nariz antes de irte a la cama.

2. Aceite de Oliva

Al ser un agente anti-inflamatorio fuerte, el aceite de oliva facilita los tejidos a lo largo de las vías respiratorias, la reducción de la hinchazón proporciona un paso libre para el aire. También puedes reducir el dolor. Utiliza este remedio con regularidad para también disminuir las vibraciones de la garganta y dejar de roncar.

  • Toma dos o tres sorbos de aceite de oliva antes de irte a la cama todos los días.
  • Combina la mitad de cucharadita de aceite de oliva y miel. Toma diariamente antes de irte a la cama.

3. Vapor

La congestión nasal es una de las principales razones que se oculta detrás de los ronquidos. Una de las mejores soluciones para la reducción de la congestión es inhalar el vapor.

  • Vierte agua hirviendo en un recipiente grande.
  • Agrega de tres o cuatro gotas de aceite de eucalipto o de aceite esencial de árbol de té.
  • Mantén una toalla sobre tu cabeza e inhala el vapor profundamente por la nariz durante 10 minutos.
  • Sigue este remedio diariamente antes de irte a la cama hasta que tu congestión desaparezca.

4. Mantequilla clarificada

La mantequilla clarificada, también conocida como la mantequilla de búfalo, tiene ciertas propiedades medicinales que pueden ayudar a abrir los conductos nasales bloqueados. Esto a su vez te ayudará a roncar menos y dormir mejor.

  • Calienta ligeramente una pequeña cantidad de mantequilla clarificada en un microondas.
  • Utiliza un gotero para poner dos o tres gotas de mantequilla clarificada tibia en cada fosa nasal.
  • Haz esto todos los días antes de irte a la cama y de nuevo después de despertarte a la mañana siguiente.

5. Cardamomo

El cardamomo es un expectorante y descongestionante, por lo que es eficaz para abrir los conductos nasales bloqueados. El paso de aire libre se traducirá en menos ronquidos.

  • Añade media cucharadita de cardamomo en polvo en un vaso de agua tibia.
  • Toma este medicamento 30 minutos antes de ir a la cama.
  • Haz esto diariamente para reducir gradualmente tus ronquidos.
Soluciones para no roncar

6. Cúrcuma

Es un agente antiséptico y antibiótico de gran alcance, la cúrcuma puede tratar la inflamación y ayudar a reducir el ronquido pesado. La cúrcuma se debe utilizar con leche para tratar el ronquido. La siguiente bebida te ayudará a respirar libremente mientras duermes y también estimulará tu sistema inmunológico.

  • Añade dos cucharadas de cúrcuma en polvo en un vaso de leche caliente.
  • Toma este medicamento 30 minutos antes de ir a dormir.
  • Haz esto diariamente.

7. Ortiga

Si sólo roncas en un momento determinado del año, tal vez sea debido a algún tipo de alergia estacional que causa que los conductos nasales se inflamen. Este tipo de ronquido temporal puede ser tratado con ortiga que tiene propiedades anti-inflamatorias, así como propiedades de antihistamínicas.

  • Añade una cucharada de hojas de ortiga seca a una taza de agua hirviendo.
  • Déjala reposar por cinco minutos, y luego cuélala.
  • Bebe el té caliente antes de acostarte.

Beber de dos a tres tazas de té de hoja de ortiga diariamente durante la temporada de alergia puede evitar los ronquidos.

8. Ajo

El ajo ayuda a reducir la acumulación de moco en las vías nasales, así como la inflamación en el sistema respiratorio. Por lo tanto, si roncas debido a la obstrucción de los senos nasales, el ajo puede darte alivio.

  • Mastica uno o dos dientes de ajo crudos y bebe un vaso de agua. Haz esto todos los días, de preferencia antes de acostarte para disfrutar de un sueño profundo y reducir los ronquidos.
  • También puedes utilizar el ajo como condimento de tus cena y en tus comidaa mientras está caliente.

9. Miel

Otra opción para eliminar los ronquidos es la miel. Debido a sus propiedades anti-inflamatorias, la miel puede reducir la hinchazón alrededor de la zona de la garganta que puede obstruir las vías respiratorias. Además, la miel lubrica la garganta, lo que impide que las vibraciones de los ronquidos que se produzcan.

  • Mezcla una cucharada de miel en un vaso de agua tibia y bebe antes de acostarte. Hazlo todos los días.
  • Como alternativa, puedes utilizar la miel para endulzar el té de hierbas que te guste y beberlo después de la cena.

10. Manzanilla

La manzanilla tiene efectos anti-inflamatorios conocidos que pueden ayudar a detener los ronquidos. También es un relajante muscular y nervioso que puede ayudar a aliviar la tensión muscular y nerviosa alrededor de la garganta y ayudar a dormir mejor.

  • Añade una cucharada de flores de manzanilla (o una bolsa de té de manzanilla) a una taza de agua.
  • Deja cocer durante unos 15 minutos.
  • Cuela y añade una cucharadita de miel.
  • Bebe el té caliente antes de irte a la cama.

Algunos consejos adicionales que pueden ayudarte a detener los ronquidos son:

  • Si tienes sobrepeso, baja de peso. Las personas con sobrepeso tienen tejidos supletorios en la garganta, que contribuyen a los ronquidos.
  • Duerme de lado en vez de la espalda. Cuando duermes boca arriba, la lengua y el paladar blando caen contra la parte posterior de la garganta, obstruyendo las vías respiratorias y dando lugar a ronquidos.
  • Eleva la cabecera de tu cama unos 10 cm o utiliza almohadas adicionales para evitar que los tejidos en la garganta caigan sobre tus vías respiratorias.
  • Utiliza tiras nasales para ayudarte a respirar con facilidad mientras duermes.
  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas por lo menos dos horas antes de acostarte. El alcohol puede deprimir el sistema nervioso central, causando ronquidos.
  • Trata de cantar antes de irte a la cama. Cantar ayuda a mejorar el control de los músculos del paladar blando y la garganta superior.
  • No fumes o reduce el consumo de tabaco, ya que puede irritar la mucosa de la cavidad nasal y la garganta, causando hinchazón y finalmente, los ronquidos.

Con la incorporación de estas medidas preventivas, junto con cualquiera de las soluciones anteriores, serás capaz de reducir o eliminar los ronquidos y obtener una buena noche de sueño.