Remedios caseros para no quedar embarazada

Siguiendo las sugerencias que te comentamos a continuación, tendrás una buena oportunidad de no quedarte embarazada:

No tengas relaciones sin preservativo. Si lo haces, no sólo vas a tener una buena posibilidad de quedar embarazada, sino que también puedes estar en riesgo de contraer una ETS desagradable.

Remedios caseros para no quedar embarazada

No te dejes de tomar ninguna píldora anticonceptiva diaria. Es aconsejable usar preservativos y la píldora de forma conjunta. Sin embargo, si sólo quieres utilizar la píldora, te arriesgas al embarazo si se te olvida tomarte una o más. Si esto sucede, deberás utilizar preservativos y seguir con la píldora durante el resto del ciclo de la píldora.

No tomes tu píldora anticonceptiva todos los días a horas irregulares. Esto reduce la eficacia de la píldora por lo que siempre debes tomarla a la misma hora cada día.

No tengas relaciones sin protección durante tu periodo. Mucha gente piensa que mientras tienes el período no te puedes quedar embarazada... y esto es totalmente falso. Así funciona en el supuesto de que nunca hay un "tiempo seguro" para tener relaciones sin protección.

No pienses que la marcha atrás, puede prevenir el embarazo. Esto siempre es peligroso, así que si no quieres quedarte embarazada, protégete con un preservativo en todo momento.

No pienses que es seguro el contacto de los genitales masculinos sin protección alrededor de la parte externa de la vagina. Ya que es posible que algunos espermatozoides puedan entrar.

Además de todas estas acciones obvias, hay algunos remedios herbarios para evitar el embarazo. Los remedios herbales también pueden ser referidos a los suplementos a base de hierbas y hierbas medicinales. Puedes comprar los remedios a base de hierbas como hierbas pulverizadas, tinturas a base de hierbas, infusiones, cápsulas o pastillas. Están disponibles en el mostrador de las tiendas naturistas y farmacias o a través de un herbolario médico calificado.

Estos remedios caseros no deben tomarse bajo ningún concepto durante el embarazo o en el momento del parto.

Los aceites esenciales son sustancias altamente concentradas extraídas de las hierbas, por lo que se aplican las mismas normas.