Remedios caseros para juanetes

Un juanete es un cambio estructural en el pie que hace que el dedo gordo del pie se incline hacia los otros dedos, lo que crea un pequeño bulto en el lado del pie. Los síntomas más comunes son dolor e hinchazón en las articulaciones y la sensación de adormecimiento en la zona afectada. De acuerdo con el American College of Foot and Ankle Surgeons, la única manera de deshacerse de los juanetes es a través de una cirugía para corregir el trastorno. Sin embargo, hay varios remedios caseros que te ayudarán a aliviar los síntomas y mantener la flexibilidad en la articulación.

Remedios caseros para juanetes

Paso 1. Cambia de calzado.

Los zapatos apretados no causan juanetes, pero pueden agravar la condición. Por lo que deberás comprarte zapatos más anchos. La punta del zapato deberá ser lo suficiente amplia para que quepan los dedos sin que queden apretados. Debes evitar los tacones altos.

Paso 2. Protege tu juanete.

Coloca tiritas o almohadillas adhesivas en el juanete, para evitar la irritación. Hay tiritas especiales para juanetes en las farmacias y se pueden comprar tanto sin receta como por preescripción médica.

Paso 3. Inyecciones de esteroides.

Consulta a tu médico acerca de las inyecciones de esteroides. Algunos cirujanos sugieren que las inyecciones de esteroides pueden aliviar la inflamación asociada con los juanetes.

Paso 4. Masajes en los pies.

Deberás estirar y masajear tus dedos del pie. Se recomienda masajear el dedo gordo del pie y manipular con cuidado los dedos en todas las direcciones, mientras que masajeas la planta del pie.

Paso 5. Hielo.

También puedes aplicar hielo varias veces al día. El hielo reduce la inflamación y ayuda a aliviar el dolor.

Paso 6. Masajea con una pelota de tenis.

Pasa el pie sobre una pelota de tenis. Deberás comenzar haciendo el mismo movimiento que las agujas del reloj y después en sentido contrario, así como de ida y vuelta.

Paso 7. Aparatos ortopédicos.

Puedes solicitarle a tu médico una receta para zapatos o algún dispositivo ortopédico. Estos tipos de aparatos están disponibles en las tiendas o farmacias ortopédicas.

Paso 8. Estira los dedos gordos.

Compra una gruesa cinta de goma, pon tus pies juntos y colócala entre los dos dedos gordos. Una vez que los dedos estén sujetos por la goma, separa los pies hasta que la banda consiga separar los dedos gordos de los otros dedos de cada pie. Cuenta hasta 10 y relájate.

Cosas que necesitarás:

  • Calzado cómodo.
  • Almohadillas para juanetes adhesivas.
  • Inyecciones de esteroides.
  • Compresas de hielo o hielo.
  • Pelota de tenis.
  • Aparatos ortopédicos recetados.
  • Goma elástica gruesa.