Remedios caseros para hidratar la piel

La piel seca y escamosa es una queja común en la época de invierno. El aire de invierno frío y seco absorbe la vida de la piel suave y sedosa. Otros factores que contribuyen a la piel seca incluyen el envejecimiento, deficiencias nutricionales y una predisposición genética.

Remedios caseros para hidratar la piel

Existen muchas lociones y cremas hidratantes en el mercado para combatir la piel seca. Pero la mayoría de ellas vienen con una etiqueta de precio. Los remedios caseros naturales no son sólo económicos, sino también muy eficaces en el tratamiento de la piel seca. Aquí están los 10 mejores remedios caseros para la piel seca.

1. Aceite de Oliva

El aceite de oliva contiene muchos antioxidantes y ácidos grasos saludables que son buenos para la piel. Pueden suavizar y acondicionar la piel seca en todo tu cuerpo.

  • Frota una capa fina de aceite de oliva virgen extra bajo tu crema hidratante habitual.
  • Aproximadamente media hora antes de darte una ducha, frota un poco de aceite de oliva en tus manos, piernas y otras áreas con la piel seca y masajea suavemente. Date una ducha y luego aplica una crema hidratante ligera.
  • Mezcla cantidades iguales de aceite de oliva y azúcar moreno. Frota este exfoliante casero en tu piel seca con movimientos circulares ligeros durante unos minutos. Date una ducha y luego aplica una crema hidratante ligera.

2. Crema de leche

El ácido láctico presente en la crema de la leche ayuda a exfoliar la piel seca. La naturaleza calmante de la nata también ayuda a preservar los niveles de pH delicados de la piel. La nata es también una excelente hidratante.

  • Mezcla unas gotas de zumo de limón, una cucharadita de leche y dos cucharadas de nata. Frota en las manos y las piernas. Deja actuar durante un tiempo antes de darte una ducha. Haz esto una vez al día.
  • Agrega suficiente nata a tres o cuatro cucharadas de harina de garbanzos para hacer una pasta espesa. Aplica la pasta sobre la cara, las manos y las piernas. Deja actuar durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Haz esto una vez al día.

3. Leche

La leche tiene propiedades anti-inflamatorias y calmantes que ayudan en gran medida a deshacerse de la piel seca y el comezón. Además, el ácido láctico en la leche exfolia las células muertas de la piel y aumenta la capacidad de la piel para retener la humedad. Además, ayuda a aligerar la tez.

  • Sumerge un paño en leche fría y pon el paño en tu piel seca durante entre cinco a siete minutos. Lava suavemente la leche con otro paño humedecido en agua tibia. De esta manera este humectante natural se mantendrá en tu piel. Haz esto cada dos días.
  • Añade unas gotas de agua de rosas y jugo de limón a cuatro cucharadas de leche. Frota esta solución en todo el cuerpo. Deja actuar durante 10 minutos y lava tu cuerpo con agua fría. Sigue este remedio dos veces al día.

4. Miel

La miel es considerada uno de los mejores humectantes naturales cargados de propiedades antioxidantes, antimicrobianas y humectantes. Por lo tanto, ayuda a mantener la humedad para que tu piel esté extra suave y lisa. Además, la miel tiene muchas vitaminas y minerales esenciales que ayudan a mejorar la salud de tu piel.

  • Antes de darte un baño o una ducha, frota la miel por todo tu cuerpo y deja actuar durante de cinco a 10 minutos. Repite todos los días para disfrutar de una piel bien hidratada.
  • Mide partes iguales de miel sin procesar, cera de abejas y aceite de oliva. Funde la cera de abejas en una cacerola pequeña a fuego lento. Retira del fuego y mézclala con la miel y el aceite de oliva. Aplica esta mezcla por todo el cuerpo y deja actuar durante 10 minutos. Luego date una ducha. Repite todos los días o cada dos días.

5. Yogurt

El yogur es un excelente agente hidratante de la piel. Además, sus propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias ayudan a aliviar la piel seca y el comezón. Además, su contenido en ácido láctico ayuda a deshacerse de los gérmenes o bacterias que pueden causar sequedad o picazón.

  • Aplica yogur fresco en tus manos, rostro y piernas y masajea suavemente en tu piel. Deja actuar durante 10 minutos y luego date un baño o una ducha. La acción exfoliante suave del yogur elimina la piel seca y deja la piel fresca. Haz esto una vez al día.
  • Mezcla media taza de yogur y tres cucharadas de puré de papaya. Agrega unas cuantas gotas de miel y jugo de limón. Aplica sobre la piel y deja actuar durante 10 minutos antes de lavarlo con agua fría. Haz esto una vez a la semana.
Remedios naturales para la piel seca

6. Aceite de coco

El aceite de coco es muy bueno para el tratamiento de la piel seca. Tiene una buena cantidad de ácidos grasos que componen la pérdida de humedad de la piel.

  • Aplica abundante aceite de coco caliente por todo el cuerpo antes de irte a dormir. Lávate inmediatamente por la mañana. Haz esto todos los días para hacer que tu piel esté suave y tersa.
  • Aplica aceite de coco en la piel seca después de darte un baño o una ducha. Cuando la piel está caliente y flexible después del baño, el aceite de coco se absorbe más fácilmente. Haz esto diariamente.

7. Aguacate

El aguacate está lleno de ácidos grasos, vitaminas y antioxidantes que ayudan a mejorar la piel desde el interior. El alto contenido de vitamina A también ayuda en el mantenimiento y reparación de la piel para restaurar la piel suave y sedosa.

  • Tritura la pulpa de un aguacate hasta formar una pasta suave. Frota la pasta en toda tu piel seca. Déjalo reposar en la piel durante de 10 a 15 minutos y enjuaga con agua fría. Repite el proceso una vez al día.
  • Haz puré con la mitad de un aguacate maduro y mézclalo con media taza de miel. Aplica la mezcla sobre la piel seca y deja reposar durante 15 minutos antes de enjuagar. Aplica esta mascarilla hidratante una vez o dos veces por semana. No la uses más a menudo que eso.
  • También puedes beber un vaso de batido de aguacate al día para aumentar la ingesta de grasas saludables que ayudarán a mantener la piel hidratada y humectada.

8. Avena

También puedes utilizar harina de avena para humectar y aliviar la piel seca. El alto contenido de proteína en la harina de avena deja una barrera protectora sobre la piel, lo que impide la pérdida de agua y ayuda a mantener la humedad. Además, tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que son buenas para la salud general de tu piel.

  • Vierte una taza de avena normal en una bañera llena de agua tibia. Añade unas gotas de aceite de lavanda. Sumérjete en el agua de la bañera durante 15 o 30 minutos. Disfruta de este baño relajante una vez por semana.
  • Hazte una mascarilla mezclando un plátano maduro machacado con una taza de harina de avena y luego agrega un poco de leche tibia. Aplica esta mezcla suave sobre la piel seca y deja actuar durante 10 o 15 minutos. Enjuaga con agua fría. Utiliza esta mascarilla una vez a la semana.

9. Aceite de Almendras

El aceite de almendras es una excelente fuente de vitamina E y, por lo tanto, es considerado el mejor emoliente y lubricante para la piel seca. Además, de sus propiedades antioxidantes es bueno para la salud general de tu piel. Además, ya que este aceite no es graso, se absorbe fácilmente en la piel.

  • Calienta suavemente un poco de aceite de almendras puro. Date masajes por todo tu cuerpo ligeramente con el aceite caliente y déjalo actuar una media hora antes de darte una ducha. Después de la ducha cuando la piel todavía está húmeda, aplica un poco de crema hidratante ligera. Haz esto una vez al día.
  • Bebe un vaso de leche tibia mezclada con una cucharadita de aceite de almendras antes de irte a la cama. Repite cada noche para disfrutar de una piel más sana, así como de un buen sueño.

Nota: Las personas que son alérgicas a las almendras no debían utilizar los recursos de aceite de almendra.

10. Aloe Vera

El aloe vera tiene propiedades calmantes, antisépticas y antifúngicas que pueden ayudar a combatir la piel seca, irritada y prevenir la descamación. Este sencillo remedio hidrata la piel y forma una capa protectora que mantendrá tu piel libre de cualquier tipo de impurezas.

  • Corta una hoja fresca de aloe vera y exprime el gel.
  • Aplica el gel sobre la piel seca. Deja reposar durante de 10 a 15 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia.
  • Haz esto dos veces al día.

Prueba estos remedios fáciles para aliviar el malestar que provoca la piel seca y restaura su estado natural de textura suave y lisa.