Remedios caseros para fortalecer la matriz

En la medicina tradicional, las hierbas medicinales se han utilizado para fortalecer los ligamentos y los músculos del útero. Las matronas y herbolarios pueden recomendar estos suplementos naturistas para el tratamiento de las complicaciones del embarazo, ciertos tipos de infertilidad y las molestias menstruales. Si estás interesada en el uso de hierbas medicinales para fortalecer los ligamentos uterinos, consultar a un médico calificado que esté familiarizado con la medicina botánica. Ten en cuenta que todas las hierbas medicinales pueden tener efectos adversos no previstos e interacciones medicamentosas.

Remedios caseros para fortalecer la matriz

Frambuesa Roja

Utilizada durante siglos para fortalecer la matriz en preparación para el parto, la hoja de frambuesa roja ofrece varios beneficios para el sistema reproductor femenino. En un estudio de diez años realizado por el Colegio Australiano de Comadronas se descubrió que las mujeres que usaban la hoja de frambuesa roja durante el embarazo tenían una tasa significativamente menor de complicaciones en el embarazo. Las consumidoras de hoja de frambuesa roja fueron menos propensas a requerir la extracción por vacío, parto con fórceps, cesárea o la rotura artificial de las membranas que las mujeres que no tomaron la hierba. Aunque no son concluyentes, estos hallazgos sugieren que la frambuesa roja fortalece los músculos y ligamentos que intervienen en el parto. Los médicos holísticos también pueden recomendar frambuesa roja como un tratamiento para los calambres menstruales y el prolapso uterino.

Sauzgatillo

Los herbolarios han usado el sauzgatillo o árbol casto durante miles de años como tratamiento para los trastornos menstruales, según el Centro Nacional para Medicina Complementaria y Alternativa. Aunque ningún estudio ha demostrado de manera concluyente los efectos medicinales del sauzgatillo, se sostiene hipótesis de que puede actuar al alterar los niveles de ciertas hormonas reproductivas, como el estrógeno y la progesterona. En la antigüedad, se utilizaba el sauzgatillo para fortalecer el útero durante el embarazo y para inducir el parto. Sin embargo, los estudios bien diseñados han evaluado su eficacia como estimulante uterino.

Cohosh negro

El cohosh negro, una hierba que altera el nivel de estrógenos, se utiliza ampliamente como un tratamiento naturista de malestares relacionados con la menopausia. Los Institutos Nacionales de la Salud informan que el cohosh negro puede afectar al peso y la consistencia del endometrio o revestimiento del útero. El NIH, además, sugiere que los suplementos de cohosh negro pueden aumentar el peso del útero y causar cambios sutiles en las células del útero. Sin embargo, ningún estudio ha investigado suficientemente la capacidad del cohosh negro en el fortalecimiento de la matriz. Según el NIH, los efectos estrogénicos de cohosh negro pueden aumentar teóricamente el riesgo de cáncer uterino. Evits el cohosh negro si tiened antecedentes de cualquier tipo de cáncer sensible a las hormonas.

Ejercicios de Kegel para el prolapso uterino

Los ejercicios de Kegel ayudan a prevenir el prolapso uterino causado ​​por el parto. El prolapso uterino es la flacidez del útero en el canal vaginal debido al debilitamiento de los músculos del suelo pélvico y los ligamentos. Los embarazos múltiples y partos vaginales, así como los cambios vaginales relacionados con la menopausia, son los culpables más comunes del prolapso uterino, de acuerdo con la Universidad de Nueva York Langone Medical Center. Los ejercicios de Kegel, diseñados para fortalecer los músculos del suelo pélvico y los ligamentos, no sólo van a tratar el prolapso uterino leve, sino que también pueden ayudar a evitarlo. Se deben realizar los ejercicios de Kegel cuatro veces al día como parte de tu rutina de ejercicios.

Ejercicios de Kegel lentos

Debes aislar los músculos del suelo pélvico, tratando de detener e iniciar el flujo de orina mientras vacías la vejiga. Una vez que domines la técnica, no la debes practicar más con la vejiga llena, ya que puedes realmente debilitar los músculos que deseas reforzar. Para realizar los ejercicios de Kegel lentos, contrae los músculos del suelo pélvico tan fuerte como te sea posible y mantenlos tensos durante tres segundos. Relájalos y descansa tres segundos y luego repite el proceso 10 veces. A medida que tus músculos se vayan fortaleciendo, aumenta la contracción y los intervalos de descanso hasta que seas capaz de mantenerlos apretados durante 10 segundos seguidos.

Ejercicios de Kegel rápidos

Los ejercicios de Kegel rápidos ofrecen una variación de ejercicios para tonificar los músculos del suelo pélvico. Siempre debes apretar los músculos hacia arriba y hacia adentro y evitar forzar hacia abajo o empujar hacia el exterior durante los ejercicios, ya que estos movimientos pueden empeorar tu condición. Practica los ejercicios de Kegel rápidos contrayendo y relajando tus músculos del suelo pélvico, en rápida sucesión, cada uno debe durar entre uno y dos segundos. Comienza con una serie de 10 contracciones y poco a poco ve aumentando hasta llegar a 30 contracciones. Repite en grupos de tres y varía el ejercicio practicándolo en diferentes posiciones como de pie, sentada, reclinada o de rodillas.

Ejercicios de Kegel del ascensor

Un ejercicio alternativo del suelo pélvico es el ejercicio del ascensor. Este movimiento avanzado te permite controlar finamente los músculos del suelo pélvico y, además de mejorar el prolapso uterino leve, también puede ayudar con la incontinencia urinaria leve. Comienza por imaginar tu región pélvica como si fuera un ascensor. En el primer piso, haz una pausa y contrae los músculos del suelo pélvico ligeramente. Muévete hasta el segundo piso y pausa de nuevo, contrayendo los músculos un poco más. Sigue moviéndote hacia arriba hasta llegar a la cuarta planta, contrayendo los músculos al máximo. Lentamente baja el ascensor piso a piso, haciendo una pausa y soltando ligeramente un poco de tensión en cada parada. A medida que los músculos del suelo pélvico se vayan fortaleciendo, ve aumentando gradualmente el número de pausas en tu subida hacia arriba y abajo hasta que seas capaz de hacer 10 paradas con un movimiento lento y controlado.

Remedios naturales para fortalecer el útero

Alimentos para una matriz sana

Aquí están los 10 mejores alimentos para tener un útero saludable:

  • 1. Fibra: Comer una dieta rica en fibra y beber de 8 a 10 vasos de agua todos los días. Esto facilitará el movimiento de fibra a través de tu tracto digestivo.
  • 2. Verduras: Las verduras son una gran fuente de calcio, potasio, magnesio y vitaminas. Las verduras también pueden retrasar el progreso de los tumores fibroides, siempre y cuando comas verduras, como la col, col china y el brócoli. Estos vegetales son ricos en fitoestrógenos. Los fitoestrógenos tienen la capacidad de competir con el estrógeno del cuerpo. Por lo tanto, ayudan a reducir los niveles de estrógeno, por lo tanto, detener el crecimiento de un tumor en el útero.
  • 3. Frutas: Las frutas, ricas en vitamina C y bioflavonoides pueden ayudar a impedir el crecimiento de los fibromas en el útero. También pueden normalizar tus niveles de estrógeno. Los bioflavonoides también previenen el cáncer de ovario y ayudar a mantener tu sistema reproductivo saludable.
  • 4. Productos lácteos: El consumo diario de productos lácteos como el yogur, el queso, la leche y la mantequilla es esencial para la salud uterina. Estos productos lácteos son ricos en calcio y vitamina D. Mientras que el calcio ayuda a mantener los huesos sanos, la vitamina D juega un papel vital en mantener los fibroides uterinos alejados. También necesitas vitamina D para ayudar en la absorción de calcio.
  • 5. Té verde: El té verde está lleno de antioxidantes. Ellos no sólo ayudan a mantener un útero sano, sino que también pueden tratar los fibromas en el útero.
  • 6. Prescado de agua fría: Los peces que se desarrollan en el agua fría, como la caballa y el salmón son ricos en omega-3 los ácidos grasos esenciales. Ellos ayudan a reducir la producción de prostaglandina en el cuerpo femenino. Esta es una hormona que puede provocar la contracción severa del útero. Debido a la gravedad de la contracción, a veces puede provocar que el útero se posicione incorrectamente.
  • 7. Limón: Todos sabemos que los limones son ricos en vitamina C y ayudan a impulsar nuestro sistema inmunológico. La vitamina también ayuda a mejorar la inmunidad de tu útero. Cuando esto sucede, el útero estará mejor equipado para protegerse de las bacterias, por lo tanto, la prevención de infecciones.
  • 8. Verduras de hoja verde: Los vegetales verdes, como la col rizada, espinacas y ortigas, ayudan a mantener el equilibrio alcalino del útero. También proporcionan los minerales para el funcionamiento óptimo del sistema nervioso. Puedes hacete un té de ortiga y tomar de 2 a 4 tazas al día. También puedes agregar otros vegetales verdes a tu dieta.
  • 9. Frutos secos y semillas: Las semillas y los frutos secos son necesarios por el cuerpo para la producción óptima de hormonas. Consume semillas y frutos secos, como las almendras, semillas de lino y nueces de anacardo. Son ricos en ácidos grasos omega-3 y el colesterol bueno. Los ácidos grasos omega-3 ayudan en la eliminación de los fibromas y también previenen el cáncer uterino. El colesterol bueno ayuda a mantener el nivel de colesterol en el suero. También previene el nacimiento de un bebé prematuro o un bebé de bajo peso.
  • 10. Aceite de ricino: Puede tratar los quistes ováricos y los fibromas uterinos. Además, la presencia de ácido riconoleic en aceite de ricino ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico. Como resultado, hace que el útero más resistente a las infecciones.