Remedios caseros para fortalecer el cabello

La pérdida de cabello es un problema común en la actualidad. Algunas de las causas de adelgazamiento del cabello son el estrés excesivo físico o emocional, desequilibrios hormonales, deficiencias nutricionales, alergias, uso de productos de cuidado del cabello equivocados, mala rutina de cuidado del cabello, herencia genética, contaminación, etc. Mientras que el pelo es considerado como un activo que mejora la apariencia física de una persona, el problema de la calvicie o adelgazamiento del cabello puede hacer que cualquier persona busque maneras de deshacerse del problema lo antes posible.

Remedios caseros para fortalecer el cabello

Si estás sufriendo porque tu cabello se ha vuelto fino, no hay necesidad de gastar dinero en costosos tratamientos y productos, ya que hay muchas maneras naturales para mejorar el grosor del cabello. Estos remedios naturales no tienen efectos secundarios y pueden hacerse fácilmente en casa. Aquí están las 10 mejores maneras de conseguir un pelo más grueso de forma natural.

1. Huevo

El tratamiento con proteína de forma regular es esencial para disfrutar de un cabello más fuerte y más grueso. Para un tratamiento para el cabello de proteínas el mejor ingrediente a utilizar es el huevo. Utiliza uno o dos huevos de acuerdo con la longitud de tu pelo y bátelos correctamente. Ahora aplica este huevo a tu cabello húmedo y deja que actúe durante cinco a diez minutos. Finalmente lávate el cabello con agua tibia y tu champú favorito. Puede utilizar este tratamiento de proteínas de tres a cuatro veces a la semana. Otra opción es mezclar la yema de un huevo con una cucharada de aceite de cualquier tipo y dos cucharadas de agua. Utiliza esta mezcla para dar masajes a tu cuero cabelludo. Sigue este remedio una vez a la semana para disfrutar de un pelo más grueso.

2. Semillas de alholva

Las semillas de alholva también se pueden usar para prevenir la pérdida de cabello y para disfrutar de un mejor crecimiento del cabello. Mete dos o tres cucharadas de semillas de alholva en agua durante ocho o diez horas. Después de eso, haz una pasta fina de las semillas de fenogreco remojadas y aplícalas en el cabello y el cuero cabelludo y deja reposar durante media hora antes de lavarte el pelo correctamente con agua tibia. Cuando se hace regularmente, este remedio evita que el cuero cabelludo se seque y te ayudará a disfrutar de un pelo más grueso. Otra opción es enjuagar el cabello con el agua en la que las semillas de fenogreco han sido remojadas durante la noche. Esto fomentará el crecimiento del cabello y te ayudará a deshacerte de la caspa.

3. Aloe Vera

Otro ingrediente muy popular que seguramente te será familiar es el aloe vera. Extrae el gel de una o dos hojas de aloe vera y frótalo en el cuero cabelludo y déjalo reposar durante media hora antes de enjuagarte el cabello con agua tibia. Otra opción es mezclar el gel de aloe vera con un huevo y un poco de brandy. Aplica esta mezcla en el cuero cabelludo y después de diez a quince minutos lávate el pelo con tu champú. Sigue este remedio una vez a la semana para disfrutar de un pelo más grueso y saludable. Al mismo tiempo, también puedes consumir una cucharada de jugo de aloe vera al día con el estómago vacío para disfrutar de un mejor crecimiento del cabello.

4. Grosella espinosa India

Las propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes, anti-bacterianas y exfoliantes presentes en la grosella espinosa india pueden ayudar mucho a mantener un cuero cabelludo sano y una mejor tasa de crecimiento del cabello. Coge una cucharada de grosella espinosa seca y hierve en dos cucharadas de aceite de coco, cuela el aceite y utilízalo para masajear el cuero cabelludo antes de acostarte. A la mañana siguiente lávate el pelo con tu champú normal. Otra opción es hervir la grosella espinosa india seca o el polvo grosella espinosa india en el agua y dejar en el agua durante la noche. Puedes utilizar este agua para enjuagarte el cabello. También puedes tomar la grosella espinosa india en forma de fruta y extracto como un suplemento alimenticio para el pelo sano.

5. Aguacate

El aguacate también se puede utilizar para obtener un pelo más grueso. Haz una mezcla de puré de aguacate y plátano y utilízala para darte masajes en tu cuero cabelludo. Deja reposar la mezcla en tu cabello durante una media hora para que los nutrientes presentes en la mezcla sean absorbidos por el cuero cabelludo. Debes lavarte el cabello con champú y aplicar un acondicionador. Una vez que tu cabello se seque lo verás más sano y grueso. También puedes hacer una mascarilla capilar hidratante en casa añadiendo dos cucharadas de aceite de oliva a la mitad de un puré de aguacate maduro. Aplica esta mascarilla para el pelo en el pelo recién lavado con champú y deja que repose durante unos veinte minutos. Por último enjuaga bien el cabello y aplica un poco de acondicionador.

Remedios caseros para fortalecer el pelo

6. Zumo de naranja

Puedes utilizar la naranja para deshacerte de la caspa y de un cuero cabelludo graso y para disfrutar de un pelo más grueso. Utiliza la piel de una naranja para triturarla y hacer una pasta. Utiliza esta pulpa como si fuera una mascarilla capilar una vez a la semana para promover el crecimiento del cabello. Otra opción es mezclar la misma cantidad de jugo de naranja y puré de manzana y luego aplicar esta mezcla en tu cabello. Después de media hora lavar el cabello con agua corriente. Sigue este remedio una vez en una semana y pronto tendrás el pelo más largo y más grueso. También puedes hacer una mezcla mediante la adición de una cantidad igual de jugo de naranja y aceite de oliva y dejar que se caliente. Aplica esta mezcla sobre el cabello y deja actuar durante media hora, y luego lava el cabello con agua.

7. Aceite de Oliva

El aceite de oliva también puede suavizar y fortalecer tu cabello. Masajea el cuero cabelludo durante una media hora con aceite de oliva antes de ir al baño es una buena opción para conseguir un pelo más grueso natural. Por último hay que enjuagar el aceite de tu cabello a fondo mediante el uso de un champú suave. Para un mejor resultado puedes aplicar el aceite de oliva en el cabello antes de irte a la cama y lavarte el pelo a la mañana siguiente. Otra opción es mezclar el aceite de oliva con un poco de miel y luego aplicar la mezcla sobre el cabello, dejar actuar durante media hora y finalmente lavar el cabello.

8. Aceite de coco

Masajear el cuero cabelludo regularmente con aceite puro de coco es una de las maneras más fáciles para conseguir un pelo más grueso de forma natural. Para un mejor resultado, se recomienda calentar el aceite de coco y luego sólo utilizarlo para darte masajes en la cabeza y el cuero cabelludo. Siempre usa tus dedos para masajear el cuero cabelludo con movimientos circulares. Esto ayudará a mejorar la circulación de la sangre, que es esencial para promover el crecimiento del cabello. Una vez que hayas aplicado el aceite, cubre el cabello con una toalla humedecida con agua tibia. Deja reposar media hora y luego lávate el pelo como de costumbre. Sigue este remedio una vez a la semana para disfrutar de un pelo brillante y espeso.

9. Hojas de henna

Otra manera fácil de conseguir un pelo más grueso, naturalmente, es la aplicación de henna. Las hojas de henna le darán a tu cabello un color natural y hará que se vea más grueso y más suave. Puedes coger hojas de henna frescas y molerlas con poca agua para hacer una pasta fina y dejarla reposar durante dos horas. A continuación, aplica esta pasta sobre el cabello y cubre el cabello con un gorro de ducha. Después de tres horas, lava tu cabello correctamente y aplícale algún acondicionador. Otra opción es empapar el polvo de henna durante la noche en agua. Por la mañana, añadir un huevo crudo y un poco de jugo de limón a la mezcla y aplicarlo a tu cabello. Esta mascarilla capilar promoverá el crecimiento del cabello.

10. Semilla de lino

Los ácidos grasos presentes en la linaza también pueden ayudar a conseguir un pelo más grueso de una manera natural. Separa tres cucharadas de linaza y ponlas en un recipiente con agua durante unos cinco días. Después de cinco días, con la ayuda de una bola de algodón aplica esta solución directamente sobre el cuero cabelludo. Después de diez minutos, debes enjuagar con agua tibia. Este tratamiento orgánico suave te dará un pelo más grueso al cabo de unos pocos días. Incluso comer semillas de lino recién molido puede dar lugar a un cabello brillante y más grueso.

Para concluir, si no estás satisfecho con el volumen de tu cabello, entonces seguramente debes probar algunos de los remedios naturales mencionados. Cuando estos recursos se siguen religiosamente, se puede notar una gran mejora en la textura del cabello y grosor en cuestión de sólo unas semanas.