Remedios caseros para flemas

La flema menudo acompaña a los resfriados y otras infecciones respiratorias superiores. Aunque no es un problema grave de salud, si la flema no es tratada a tiempo, puede obstruir e irritar los bronquios y a tu vez causar una infección respiratoria superior secundaria.

Remedios caseros para flemas

La presencia de flemas es generalmente indicada por una constante necesidad de aclarar la garganta, tos constante, secreción nasal, dificultad para respirar, sensación de debilidad y, en algunos casos, fiebre. La flema tiende a congestionar el pecho y la garganta y por lo general es expulsada a través de la tos.

La flema contiene las bacterias, virus o células inflamatorias producidas en respuesta a una infección. Además de infecciones como el resfriado común, la gripe y la bronquitis, la flema puede ser causada por una reacción alérgica a irritantes como en el asma y la fiebre del heno, las cuerdas vocales dañadas y fumar en exceso.

Tratar con flema puede ser increíblemente frustrante y aparentemente interminable. Pero hay, remedios caseros naturales eficaces que funcionan con rapidez y sin causar efectos secundarios. Aquí están los 10 mejores remedios caseros para la flema.

1. Vapor

La inhalación del vapor es la mejor y la manera más sencilla de deshacerse de la flema. La inhalación de vapor en los conductos nasales ayuda a mantener la flema en forma líquida por lo que es más fácil de eliminarla de tu sistema.

  • Toma una ducha de vapor dos veces al día. Convierte tu ducha en Londres y permanece en el baño cerrado durante 10 minutos para ayudar a disolver el moco. Asegúrate de hidratar tu cuerpo después, ya que el agua caliente te roba de la piel los aceites esenciales y la humedad.
  • Alternativamente, vierte agua hirviendo en un recipiente grande. Mantén una toalla sobre tu cabeza y inhala el vapor durante cinco o 10 minutos. Esto ayudará a aflojar las secreciones de los pulmones. Puedes usar este remedio sencillo varias veces al día.

2. Agua Salada

Hacer gárgaras con agua tibia con sal es otra manera fácil de tratar la flema. Mientras que el agua caliente es calmante para la garganta irritada, la sal ayuda a destruir las bacterias que pueden estar causando la infección y por lo tanto reduce la producción de flema.

  • Mezcla un cuarto de cucharadita de sal en un vaso de agua tibia.
  • Haz gárgaras con la solución.
  • Repite este remedio varias veces al día.

3. Jugo de limón

El limón es un gran ingrediente para aflojar el moco y la flema. Además, la propiedad antibacteriana y alto contenido de vitamina C del limón mejora la resistencia del cuerpo a las infecciones.

  • Añade dos cucharadas de jugo de limón y una cucharada de miel a una taza de agua caliente. Bebe esto por lo menos tres veces al día para aliviar la garganta y reducir la producción de flema.
  • Otra opción sencilla es cortar una rodaja de limón, espolvorearlo con un poco de sal y pimienta y luego chupar la rodaja de limón. Esto ayudará a forzar la salida de la flema de la garganta. Haz esto dos o tres veces al día.

4. Jengibre

El jengibre es un descongestionante natural y se ha utilizado para combatir las infecciones de garganta y de las vías respiratorias durante siglos. Además, las propiedades antivirales, antibacterianas y expectorantes presentes en el jengibre alivian la congestión en la garganta y el pecho para ayudarnos a respirar mejor.

  • Añade una cucharada de rodajas de jengibre fresco a una taza de agua hervida. Deja reposar por unos minutos y luego agrega dos cucharaditas de miel. Bebe este té de jengibre suave varias veces durante el día.
  • Alternativamente, mastica rodajas de jengibre crudo varias veces al día y agrega el jengibre a tus platos.

5. Cúrcuma

La cúrcuma tiene fuertes propiedades antisépticas que ayudan a reducir la flema al matar las bacterias que causan la producción excesiva de moco. Además, la cúrcuma ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

  • Añade una cucharadita de cúrcuma en un vaso de leche caliente. Bebe una vez por la mañana y otra antes de acostarte.
  • Traga media cucharadita de cúrcuma con un vaso de agua dos o tres veces al día.
  • Añade una cucharada de cúrcuma y una pizca de sal en un vaso de agua caliente. Esto se usa para hacer gárgaras varias veces al día.
Remedios naturales para sacar flemas

6. Sopa de Pollo

La sopa de pollo caliente también puede ayudar a tratar la flema. La sopa de pollo caliente te ayudará a hidratar las vías respiratorias y diluir la consistencia de la flema. También aliviará la garganta irritada e inducirá la relajación.

Toma un poco de sopa de pollo por lo menos dos o tres veces al día para eliminar la flema de la garganta. Para aumentar los beneficios, añade el jengibre y el ajo a la sopa. La sopa hecha en casa es a menudo más eficaz que la sopa enlatada, que contiene conservantes.

7. Pimienta de Cayena

La pimienta de cayena ayuda al cuerpo a liberar la mucosidad acumulada en las fosas nasales y la garganta. El carácter cálido y estimulante de la pimienta de cayena también ayuda a reducir el dolor en el pecho y alivia la garganta irritada.

  • Mezcla los siguientes ingredientes: una cuarto de cucharadita de pimienta de cayena y jengibre fresco rallado, una cucharada de miel y vinagre de sidra de manzana y dos cucharadas de agua.
  • Toma esta mezcla dos o tres veces al día para ayudar a reducir la producción de flema.

Nota: Incluye también la pimienta de cayena cuando cocines tus platos.

8. Miel

La miel tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antifúngicas que lo que la convierten en un gran remedio casero para aliviar la garganta irritada y en la eliminación de la flema. Además, tiene propiedades antisépticas que ayudan a estimular el sistema inmunológico para combatir las infecciones más rápido.

  • Añade una pizca de pimienta blanca o negra en polvo a una cucharada de miel. La pimienta te ayudará a tratar la infección en la garganta, mientras que la miel calmará las membranas mucosas. Tómate esta mezcla dos veces al día durante una semana.
  • Añade una cucharada de miel en un vaso de agua tibia. Bebe esto varias veces al día. Obtendrás los beneficios de las propiedades medicinales de la miel y el agua te ayudará a diluir el moco.

9. Cebolla

La cebolla tiene unas excelentes propiedades antibióticas, antiinflamatorias y expectorantes que ayudan a relajar la garganta y deshacerse de la flema. Además, la cebolla ayuda a estimular el sistema inmunológico y acelerar el proceso de curación. Puedes hacer un tónico con la cebolla y azúcar para aumentar la fluidez de la flema por lo que es más fácil de expulsar.

  • Lava y pica finamente una cebolla pequeña.
  • Mezcla la cebolla con dos cucharadas de azúcar y déjala a un lado durante media hora. La mezcla desarrollará una textura líquida.
  • Toma una cucharada de este tónico cada dos o tres horas o cuando sea necesario.

Puedes almacenar el tónico extra en la nevera durante uno o dos días.

10. Zanahorias

Las zanahorias son muy eficaces en el tratamiento de la flema y otras condiciones similares. Las zanahorias son una excelente fuente de vitamina C, un poderoso antioxidante que estimula el sistema inmunológico y construye una resistencia a varios tipos de infecciones. Además, las zanahorias están llenas de muchos nutrientes y vitaminas que ayudan a reducir los síntomas de la tos, así como la flema.

  • Extrae el jugo de cuatro o cinco zanahorias frescas.
  • Añade un poco de agua para diluir el jugo. Luego añade dos o tres cucharaditas de miel y mézclalo bien.
  • Bebe este jugo durante todo el día para despejar la flema de la garganta.

Prueba estos remedios simples la próxima vez que estés sufriendo el molesto problema de la flema. Sin embargo, si observas sangre en la flema o toses mucosidad de color amarillo o verde, consulta a un médico.