Remedios caseros para blanquear los dientes

Una sonrisa blanca puede hacer cualquier persona parezca más atractiva, saludable y más joven. Muchas personas evitan sonreír en público, porque son conscientes del terrible color de sus dientes.

Remedios caseros para blanquear los dientes

Los dientes pueden volverse poco a poco de color amarillo debido al envejecimiento, factores hereditarios, la mala higiene dental o el consumo excesivo de té, café y tabaco. Además, las altas dosis de antibióticos, las condiciones climáticas, las infecciones y el metabolismo inadecuado pueden contribuir a la decoloración de los dientes.

A menudo las personas buscan tratamiento profesional para eliminar el tinte amarillo de sus dientes, pero estos tratamientos llevan tiempo y pueden ser costosos. Si deseas deshacerte de los dientes amarillos, puedes probar algunos remedios naturales. Hay muchos ingredientes en tu cocina que puedes utilizar para restaurar tu sonrisa blanca y nacarada. Estos son los 10 mejores remedios caseros para los dientes amarillos.

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores ingredientes que se pueden utilizar para deshacerte de los dientes amarillos. Esto ayudará a eliminar la placa y hacer que tus dientes blancos vuelvan a brillar.

  • Agrega un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio en un poco de pasta de dientes. Cepilla tus dientes con esta mezcla arenosa y enjuaga con agua tibia. Utiliza una o dos veces a la semana.
  • Alternativamente, puedes combinar el bicarbonato de sodio con jugo de limón, vinagre blanco o peróxido de hidrógeno.
  • Puedes hacer un enjuague bucal de blanqueamiento mediante la mezcla de una cucharada de bicarbonato de sodio y una cucharadita y media de peróxido de hidrógeno en una taza de agua fría. Enjuágate la boca con esta mezcla dos o tres veces al día.
  • También puedes frotar los dientes suavemente durante al menos dos minutos con bicarbonato de sodio diluido. Haz esto dos veces en la primera semana y luego cada 15 días. Es fundamental tener en cuenta que el exceso de uso de bicarbonato de sodio puede eliminar el esmalte natural de los dientes.

2. Piel de naranja

La limpieza de tus dientes con una cáscara de naranja fresca sobre una base regular reducirá el tinte amarillo acumulado en los dientes.

  • Frota la piel de naranja sobre los dientes todas las noches antes de irte a dormir. La vitamina C y el calcio en la cáscara de naranja combatirán los microorganismos durante toda la noche.
  • Haz esto un par de semanas y te darás cuenta de resultados efectivos.

Si no puedes encontrar piel de naranja fresca, puede utilizar polvo seco de cáscara de naranja.

3. Fresas

Las fresas contienen una buena cantidad de vitamina C, que ayuda a que tus dientes sean más blancos.

  • Muele algunas fresas en una pasta. Frota la pasta sobre los dientes con suavidad. Si haces esto dos veces al día durante unas pocas semanas, el tinte amarillo en los dientes se desvanecerá.
  • Otra opción es mezclar la pulpa de una fresa con la mitad de una cucharadita de bicarbonato de sodio y extender la mezcla sobre los dientes y dejar que repose durante unos minutos. Enjuagar la boca y cepillarse los dientes con pasta de dientes para deshacerse de cualquier residuo.

4. Peróxido de Hidrógeno

El efecto de decoloración leve del peróxido de hidrógeno puede ayudar a que los dientes amarillos se vean más blancos de nuevo.

  • Enjuaga y haz unas gárgaras con un enjuague bucal que contenga peróxido de hidrógeno. Asegúrate de no tragarlo.
  • También puedes hacer una pasta de bicarbonato de sodio con peróxido de hidrógeno y cepillar suavemente los dientes con ella. Luego, cepilla tus dientes con tu pasta normal.

Utiliza peróxido de hidrógeno con mucha precaución, ya que puede causar irritación de las encías y hacer que tus dientes se vuelvan más sensibles.

5. Limón

La propiedad blanqueante presente en los limones también puede ayudar a deshacerse de decoloración amarilla. De hecho, hacer gárgaras con jugo de limón y una limpieza de los dientes con la piel de limón es una de las mejores maneras de hacer que tus dientes sean más blancos.

  • Mezcla unas gotas de zumo de limón y un poco de sal.
  • Aplica la mezcla sobre las manchas en los dientes y frota vigorosamente la pasta sobre los dientes y las encías. Deja actuar durante unos minutos y luego enjuaga bien la boca con agua.
  • Haz esto dos veces al día durante dos semanas para deshacerte del sarro y el tinte amarillo.

6. Sal

La sal es uno de los productos de limpieza dental fundamentales que se ha utilizado durante mucho tiempo. Esto ayuda a reponer el contenido de minerales perdidos en los dientes y ayuda a revivir su color blanco.

  • Puedes utilizar sal común cada mañana en forma de polvo en lugar de tu pasta de dientes normal. Otra opción es mezclar la sal común con carbón y cepillarte los dientes con regularidad.
  • También se puede mezclar la sal común con bicarbonato de sodio y frotarla suavemente sobre los dientes.
Remedios naturales para tener unos dientes más blancos

Ten mucho cuidado con la sal, ya que puede causar daño a las encías y al esmalte dental si se utiliza mucho.

7. Albahaca

Se sabe que las hojas de albahaca santa tienen propiedades blanqueantes y también pueden proteger los dientes de problemas como la piorrea, una forma avanzada de enfermedad periodontal.

  • Pon unas cuantas hojas de albahaca en el sol durante unas horas. Cuando las hojas estén secas, muélelas en forma de polvo. Mezcla el polvo con tu pasta de dientes normal y cepíllate los dientes.
  • Otra opción es hacer una pasta de hojas de albahaca santa y aceite de mostaza y luego usarla para limpiar tus dientes.

8. Manzanas

Comer una manzana crujiente puede limpiar tus dientes como un cepillo de dientes y hacerlos más blancos.

  • Trata de comer una o dos manzanas al día para deshacerte de las manchas amarillas acumuladas en los dientes.
  • Mastica cada bocado completamente para que la naturaleza ácida de la manzana y su carne áspera rica en fibra tenga suficiente tiempo para trabajar en tus dientes.

También puedes comer otros alimentos crujientes como las zanahorias crudas, pepinos y brócoli.

9. Carbón

El carbón es uno de los remedios caseros más conocidos para los dientes amarillos. El carbón de leña tiene un poderoso químico a base de cristal que blanquea los dientes.

  • Mezcla un poco de polvo de carbón vegetal con tu pasta de dientes regular y cepilla suavemente los dientes.
  • Haz esto dos veces al día para hacer que tus dientes adquieran un tono más blanco.

Si no tienes carbón, puedes utilizar las cenizas de pan quemado y romero quemado para conseguir unos dientes más blancos.

10. Margosa

También puedes usar el neem o margosa para disfrutar de unos dientes blancos y sanos. Debido a las propiedades astringentes y antisépticas, el uso regular de aceite de margosa también te ayudará a deshacerte del mal aliento y prevenir las caries dentales.

  • Puedes usar ramitas margosa como un cepillo de dientes para cepillarte los dientes. Masticar ramas de margosa también ayuda a hacer frente a problemas de dientes y eliminar la decoloración amarilla.
  • También puedes mezclar el aceite de margosa con tu pasta de dientes habitual y luego lavarte los dientes.

Junto con estos remedios, es necesario practicar una higiene bucal regular para disfrutar de resultados positivos. Si no obtienes buenos resultados, puedes consultar a un dentista.