Remedios caseros para bajar la fiebre

Si tu frente está ardiendo, con fiebre, puedes tomarte acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Advil) para bajar tu temperatura. No se debe tratar la fiebre con aspirinas en personas menores de 19 años, si lo haces puedes provocarles una enfermedad potencialmente fatal llamada síndrome de Reye.

Remedios caseros para bajar la fiebre

Pero si la fiebre es de 38,3 ° C o menos, no tengas miedo a dejar que siga su curso. La madre naturaleza ha elevado la temperatura por una razón. Si te sientes incómodo, sin embargo, y quiere hacer algo, prueba estos consejos para dominar los incendios en tu interior.

Bajar la fiebre

  • Toma un baño en agua tibia. Esta temperatura la sentirás fresca cuando tienes fiebre y el baño debe ayudará a llevar la temperatura de tu cuerpo hacia abajo. No trates de bajar la fiebre rápidamente al sumergirte a ti mismo o a tu niño o bebé en el agua fría. Esa táctica envía sangre corriendo a los órganos internos, que es la forma en que tu cuerpo se defiende del frío. Tu interior realmente se calentará en lugar de enfriarse.
  • Date un baño de esponja. Puedes colocar una esponja húmeda en las áreas de alto calor, como las axilas y las ingles. El agua fría puede ayudar a reducir tu temperatura a medida que el agua se evapora.
  • Cuando no quieres bañarte, coloca paños húmedos y fríos en la frente y en la parte posterior de tu cuello.

Té: El mejor remedio

  • Prepara una taza de té de milenrama. Esta hierba abre los poros y provoca la sudoración que se dice que mueve la fiebre hacia su fin. Pon una cucharada de la hierba en una taza de agua recién hervida durante 10 minutos. Deja enfriar. Bebe una taza o dos hasta que empieces a sudar.
  • Otra hierba, la flor de saúco, también te ayudará a sudar. Además es buena para otros problemas asociados con la gripe y los resfriados, como el exceso de producción de moco. Para hacer té de flor de saúco, mezcla dos cucharaditas de la hierba en una taza de agua hervida y deja reposar durante 15 minutos. Cuela la flor de saúco. Bebe tres veces al día, siempre y cuando la fiebre continúe.
  • Bebe una taza de té de jengibre caliente, que también induce la sudoración. Para hacer el té, pela la raíz de jengibre y pícala, añade media cucharadita a 1 taza de agua hervida. Cuélala y ya puedes beberla.

Especias que ayudan con la fiebre

Espolvorea pimienta de cayena en tus comidas cuando tengas fiebre. Uno de sus principales componentes es la capsaicina, el ingrediente alarmantemente picante que se encuentra en los pimientos picantes. La cayena hace sudar y también promueve la circulación rápida de la sangre.

Remoja tus calcetines

  • Prueba con el tratamiento de los calcetines húmedos, un remedio popular para la fiebre. Lo primero en calentarse son los pies. Empapa un par de calcetines de algodón fino en agua fría, escúrrelos y póntelos justo antes de irte a la cama. Ponte un par de calcetines de lana secos sobre los húmedos. Esto ayuda a aliviar la fiebre por la extracción de la sangre en los pies, lo que aumenta drásticamente la circulación sanguínea.
  • Otra forma de extraer la sangre de los pies es con un baño de pies con mostaza. En un cuenco suficientemente grande para que quepan tus pies, añade dos cucharadas de mostaza en polvo y cuatro tazas de agua caliente, luego remójalos.
Remedios naturales para bajar la temperatura

Un remedio que enfría todo el cuerpo

Un antiguo remedio casero para el tratamiento de la fiebre es empapar una sábana en agua fría y envolverte en ella. Hoy en día, los médicos aconsejan no bajar la temperatura de tu cuerpo demasiado rápido, así que intenta este remedio con agua un poco fresca, pero no fría. Cubre la sábana mojada con una toalla de playa grande o una manta y luego acuéstate durante 15 minutos aproximadamente. Quítate la sábana cuando comience a entrar en calor.

Hidrátate para vencer la fiebre

  • Cuando tienes fiebre, es fácil deshidratarte. Bebe de 8 a 12 vasos de agua al día o lo suficiente como para hacer que tu orina sea clara. Una bebida deportiva como el Gatorade también puede ser útil. No sólo reemplaza los líquidos perdidos durante la deshidratación, sino que también los minerales.
  • El zumo de naranja y otros zumos de frutas ricas en vitamina C son buenas opciones, ya que la vitamina C ayuda a tu sistema inmunológico a combatir las infecciones.
  • Las uvas frías proporcionan hidratación y un regalo calmante.

Si la fiebre está acompañada de un dolor de garganta, prueba estos Remedios caseros para el dolor de garganta.